1.-Mentalismo   Leave a comment

“EL TODO es Mente. El Universo es Mental”

Este principio nos explica que TODO es mente. Parte de una premisa que dice:
“Más allá del Cosmos, del Tiempo, del Espacio, de todo cuanto se mueve y cambia, se encuentra la Realidad substancial, la verdad Fundamental”.

Nosotros vivimos en un mundo material el cual podemos percibir por medio de nuestros cinco sentidos. Todo cuanto nos rodea incluyendo nuestra respiración o nuestros pensamientos, son denominados materia. Pero más allá de lo que nosotros vemos y percibimos e incluso comprendemos, está la realidad, el TODO. El TODO es incognoscible, nosotros como seres humanos no podemos comprenderlo ni conocer su totalidad aunque formemos parte de él.

“El TODO es mente…

¿Que es el TODO?

Esta realidad substancial es el Espíritu, lo que llamamos Dios, el cuál podemos considerarlo como una mente infinita, universal y viviente, el cual está detrás de todo lo que vemos, como creador.
Todo cuanto hay dentro del Universo pertenece a una creación mental, nosotros nos movemos, vivimos, creamos, sentimos y pensamos dentro de una mente, que crea el TODO. Somos parte de él.
No existe nada fuera del TODO.

“…El Universo es Mental.”

Dice el Kybalión:

“El Universo es una creación mental sostenida en la mente de Todo”.Más adelante veremos el Principio de Correspondencia (Como es abajo, es arriba), el cual es un excelente auxiliar del Principio de Mentalismo. Este principio nos indica que a pesar de haber distintos planos dentro del Universo, todo tiene una misma mecánica. Entonces si nosotros como seres humanos, estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, entonces somos creaciones de su misma esencia. Si nosotros como seres humanos somos capaces de crear a partir de imágenes mentales (nuestros pensamientos), entonces el Universo es creado por Dios, a partir también de imágenes mentales.

Nuestros pensamientos se conforman por 3 puntos básicos:

  1. La calidad del pensamiento determina el color.

  2. La naturaleza del pensamiento determina la forma.

  3. La precisión del pensamiento determina la claridad del delineamiento.

Toda persona, a lo largo de su vida, produce 3 clases de formas mentales:

  1. Formas que por no estar centradas en el pensador, vagas, ni dirigidas a otra persona, le siguen como una especie de estela que marca su ruta.

  2. Formas que al estar centradas en el pensador, flotan a su alrededor y lo acompañan donde él va.

  3. Formas que van directamente desde el pensador hacia un objetivo.

Por eso, por afinidad, nuestros pensamientos atraerán a nuestra vida formas mentales similares.

Los acontecimientos que se nos presentan son creaciones mentales nuestras, y la calidad de dichos acontecimientos (buenos o malos) dependerán de la calidad de nuestros pensamientos.

Es muy importante que nosotros tengamos el control de nuestros pensamientos, que éstos estén concentrados en lo que estamos haciendo y no permitir que vaguen.

Puedes manejar tus pensamientos a distancia, si hay algún enfermo o alguien que conoces sufre de algún mal anímico, envíales pensamientos positivos, llenos de amor.

Tus pensamientos no pueden ser superficiales, tienen que salir desde tu conciencia y estar en el grupo de tus creencias para que puedan tener el efecto que quieres. Pensar, afirmar, orar, o hablar sin conciencia de lo que se dice o piensa, no tiene ningún efecto, es una energía desperdiciada.

“La mente, así como todos los metales y demás elementos, pueden ser transmutados, de estado en estado, de grado en grado, de condición en condición, de polo en polo, de vibración en vibración. La verdadera transmutación hermética es una práctica, un método, un arte mental”.
“Transmutar” significa cambiar de naturaleza, de substancia, de forma, convirtiéndose en otra; transformarse en otra cosa.

Nuestros patrones de creencias y de pensamientos pueden cambiarse y nosotros tenemos el poder de hacerlo. Al cambiar nuestros pensamientos cambiarán nuestras condiciones de vidas, como partes concientes del Universo.

Hay muchas técnicas y corrientes que estudian la transmutación mental: el
Control mental, las visualizaciones, afirmaciones y la autosugestión son algunas de ellas.

Diferentes religiones y corrientes han hablado sobre el poder del pensamiento y su transmutación, cito algunas de ellas:

“Todo lo que pidieres orando, creed que lo recibiréis y os vendrá”.
Jesús

“La palabra del hombre es el Espíritu en el hombre. Las palabras habladas son sonidos producidos por las vibraciones de los pensamientos. Los pensamientos son vibraciones emitidas por el ego o por el alma. Deberíais saturar cada una de vuestras palabras con las poderosas vibraciones de vuestras almas. Si un hombre es incapaz de infundir en sus palabras la fuerza del espíritu, el suyo es un lenguaje muerto. Cuando hablamos demasiado, o cuando exageramos o falseamos los hechos, nuestras palabras se vuelven tan inefectivas cual balas de papel disparadas con un rifle de juguete. Es por ello que tanto las palabras como las plegarias de personas locuaces o inescrupulosas en su lenguaje suelen carecer de poder para operar un cambio positivo en el curso de los acontecimientos. Las palabras de los hombres deberían expresar no solamente la verdad, sino también su propia comprensión y realización (de dicha verdad). Un lenguaje desprovisto de la fuerza del espíritu, se asemeja a una coronita de maíz desprovista de sus granos.”

Paramahansa Yogananda

“Seréis cambiados por la renovación de vuestras mentes”.
San Pablo

Por: harumi Puertos

Publicado octubre 9, 2007 por danny en Leyes Universales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: