Meditación   Leave a comment

La meditación es una técnica cuya finalidad principal es que podamos aquietar la mente. A su vez esa calma y quietud que logra la mente, nos trae muchos beneficios más.
La mente tiene el control y dominio de nosotros, de nuestros pensamientos, sentimientos, actitudes, y acciones, durante todo el día.
La mente recibe un cúmulo enorme y constante de información a través de nuestros sentidos, que debe organizar y procesar. Aún cuando estamos durmiendo trabaja, ya que también durante ese período tenemos actividad psíquica, por lo tanto la mente nunca descansa.

Imagínense que la mente es como un océano, donde las olas  son los pensamientos que van y vienen constantemente, siempre en movimiento, o sea que no es fácil de dominar. Con la meditación podemos primero lograr aquietar ese océano, para poder entrar en aguas profundas y luego llegar a nuestro Ser Interior, a nuestra verdadera esencia.
El objetivo principal de la meditación, es que nosotros tomemos control y dominio de la mente, para que esta se calme, apague el dialogo interno, se relaje, libere tensiones y recupere su estado natural:  “Paz Mental – Calma – Silencio”.
Otro de los objetivos de la meditación es aprender a “ser más conscientes” de cada momento y de cada situación, ya sea:  caminar, escuchar música, ir en el auto o en el colectivo, cocinar, etc. El Ser Conscientes es estar en el “aquí y ahora”, con la mente puesta en lo que esta pasando ahora, en lo que estás haciendo, sin pensar en otra cosa que no sea eso.

Lejos estamos de “ser conscientes” si vamos manejando o si estamos almorzando  y pensamos en la presentación de mañana o en el mail que tengo que mandar.
Una tarea que nos ayuda a ser más conscientes del aquí y ahora, es dejar de realizar las cosas automáticamente, comenzando a tomar conciencia de cada movimiento, de cada sonido, de cada aroma, de cada gesto, y así poder disfrutar, vivir y sentir plenamente cada momento que vivimos.

Otro objetivo de la meditación, es la posibilidad de  poder acceder a niveles más profundos de nuestro ser y entrar en contacto con nuestra verdadera esencia.

¿Por qué meditar?

Cuando nacemos, nuestra esencia, nuestro Ser Interior, natural, simple y sencillo está a flor de piel, en equilibrio y  en armonía, nuestra mente está en paz y en calma, actuamos de forma libre y pura, sin ataduras ni condicionamientos.
Pero la sociedad, la cultura, la familia, las exigencias, y muchos otros factores externos, constantemente influyen en nuestra vida y vamos dejando que la invadan, así lentamente nos alejamos de nuestro Ser Interior, de nuestra verdadera esencia y nuestra mente racional es quien toma el poder.

Entonces aparecen los desequilibrios, entre cuerpo y mente, entre los sentimientos y las acciones y las enfermedades, pero principalmente “la mente nos empieza a dominar”. Esta comienza a funcionar a mil por horas, va del pasado al futuro y casi nunca está en el presente, no para. Surgen las angustias, las ansiedades, las inseguridades, los temores, las tensiones, etc. Así nuestro “Ser Interior” se va haciendo cada vez más chiquito y ganan lugar aquellos factores externos que nos imponen y que la mente toma coma referencia, dejando muchas veces de ser quienes realmente somos, para “formar parte de.”

Comenzamos a buscar constantemente la felicidad, la paz y el amor, en el afuera, olvidándonos que todo eso está dentro nuestro, que son cualidades internas que traemos al nacer y que fuimos perdiendo al abandonar nuestra esencia.
Muchas veces, aunque nuestra condición externa sea muy favorable, en función del poder y de riquezas para muchos, en nuestro interior hay un quiebre, dado que la mente esta exhausta y nuestro verdadero Ser Interior casi imperceptible.

Aquí es donde la meditación, nos ayudará a volver a encontrar nuestro equilibrio, a tener nuevamente el control y dominio de nuestra mente. Luego de este largo aprendizaje, podremos conectarnos con nuestro verdadero “Ser Interior”.

Beneficios que nos brinda

A través de la practica diaria, gradualmente iremos notando los cambios y  los beneficios que esta nos brinda.

  • Mejora nuestra salud mental, física, emocional y espiritual
  • La mente se aquieta, se vuelve clara y lúcida.
  • Nos volvemos mas serenos y pacientes.
  • Estamos más relajados y tranquilos.
  • La energía y vitalidad aumentan.
  • Bajan las tensiones, las ansiedades, los miedos, las angustias.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Mayor concentración y creatividad.
  • Nos ayuda a conocernos mejor.

Con la meditación abrimos una puerta a la transformación en nuestra forma de vivir y de ver vida, donde la paz, el bienestar, la tranquilidad, la felicidad, la alegría, el equilibrio y la armonía formarán parte de nuestro día a día.

Distintas técnicas de meditación

Existen diferentes métodos de meditación, Budista- Chamánica- Hindú, etc.,  todos son validos si el objetivo es el mismo, encontrar “calma, paz, armonía, equilibrio” para la mente y el cuerpo.

Cada persona deberá experimentar cual de ellas es la más adecuada según su situación y su estilo de vida.

Pequeña clasificación:

  • Meditación Activa o Dinámica:

Esta técnica implica concentrar la atención en determinados movimientos del cuerpo,  que permiten expresar emociones y sentimientos. Como: Tai Chi Chuan, Meditaciones Osho, Kundalini, etc.

  • Meditación Pasiva

La podemos dividir en

1.- Meditación Concentrativa (Shamantha), que consiste en llevar la atención de nuestra mente, nuestra  atención a una sólo cosa:

  • Un Objeto (flor, vela, foto, mandala, etc,)
  • Un Mantra (una palabra, una frase que podemos recitar en voz alta o en forma interna.)
  • Un acción: Respirar concentrando nuestra atención en la respiración
  • Una parte del cuerpo (el corazón, el entrecejo, un chakra)

2.- Meditación Contemplativa (Vipassana), que consiste en ampliar nuestro campo de atención a todo lo que encierra ese momento. Significa ver todas las cosas tal como realmente son.

La Contemplación implica observar todo lo que forma parte de esa experiencia (los objetos, el agua, un animal, la luna, los árboles, el sol, las flores, las estrellas, las nubes, los ruidos, los olores, etc.)

Las meditaciones pueden ser con o sin música, quietos o en movimiento, individuales o grupales, con los ojos abiertos o cerrados, callados o emitiendo palabras. Algunas de ellas son guiadas por un coordinador.

La meditación guiada por un instructor o coordinador, es una buena forma de introducirse en la meditación para los principiantes, dado que al no saber cómo aquietar la mente, fácilmente se dejan llevar por los pensamientos. Así la mente pone su atención en la voz que los guía, evitando las distracciones y los pensamientos.

Cómo ponerla en práctica

Toda nueva técnica, requiere: práctica, tiempo, dedicación, paciencia y perseverancia.

Tengamos en cuenta que con la meditación, estamos tomando las riendas de un animal salvaje “la mente”, a quien trataremos de domar y que no se dejará fácilmente.

Siempre antes de comenzar cualquier actividad o técnica, es conveniente consultar con el médico, para descartar cualquier obstáculo físico que nos impida realizarla.

Suele suceder que no le dediquemos el tiempo necesario, que busquemos excusas para evitar meditar, alteremos las indicaciones y otras formas para escaparnos. Todo dependerá de nosotros y de cuan importante sea la meditación en nuestra vida.

Es recomendable realizar esta práctica todos los días, una vez por la mañana y otra por la tarde-noche. Tratando de realizarla en el mismo horario y lugar.
Al principio comenzar con 5 minutos y luego de un largo tiempo, ir aumentando gradualmente la duración.

El primer paso será aprender a concentrar la atención en una sola cosa.
Tratar de que la concentración no se disperse, dado que al comienzo los pensamientos van y vienen constantemente, observa que pensamientos son, no te resistas,  invítalos a que se vayan y vuelve a concentrarte tu atención.

La forma más fácil para comenzar a meditar es concentrar la atención en la respiración.  Así comenzar a trabajar para que nuestra mente se pueda concentrar en una sola cosa.

Aquí va un ejercicio para que puedan comenzar la práctica:

Sentado, en un lugar cómodo y relajado, donde no te interrumpan, con una música suave, relájate… cierra los ojos y comienza a realizar respiraciones mas profundas… relaja los músculos y las tensiones…  observa tu respiración.
Trata de aquietar tus pensamientos…  deja las preocupaciones de lado…
Observa tu respiración.
Vive el “aquí y ahora”  que en este momento es tu respiración.
Concéntrate en tu respiración.
Seguramente  que  los pensamientos vuelvan, pero sé consciente de ellos y déjalos que se vayan, no los agarres, no te concentres en ellos.
Vuelve a  tu respiración… retoma  tu atención en la respiración.
Concéntrate nuevamente en tu respiración.
Observa tu respiración no la cambies, que sea natural, relajada y tranquila.
En este momento sólo observa tu respiración.
Siente en cómo inhalas y exhalas el aire.
Siente cómo ingresa el aire por tus fosas nasales, a tu cuerpo, a que órganos, cómo se mueven tus órganos. Siente cómo sales el aire y las sensaciones de todo el cuerpo
Continúa observando la respiración
Relájate y sigue disfrutando, sintiendo, viviendo tu respiración..
Luego lentamente vuelve, abre los ojos y registras todas las sensaciones.
Siente y percibe, la paz y la calma que tiene la mente, tu estado tranquilidad y relajación.

Con este simple ejercicio logramos aquietar la mente, dado que concentramos nuestra atención sólo en la respiración.

No será fácil al principio, dado que vivimos a muchas revoluciones durante todo el día, pero lentamente irán logrando entrar en paz, tranquilidad y notarán como los pensamientos se aquietan y los dejan pasar sin aferrarse a ellos.

No se desanimen, adelante continúen, sólo es cuestión de tiempo y práctica!!!!  

publicado septiembre 24, 2007 por danny

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: