La Gnosis   Leave a comment

La Sabiduría Gnóstica

“Te advierto, quien quiera que fueres, Oh! Tu que deseas sondear los arcanos de la Naturaleza, que si no hallas dentro de ti mismo, aquello que buscas, tampoco podrás hallarlo fuera. Si tu ignoras las excelencias de tu propia casa, ¿Cómo pretendes encontrar otras excelencias?. En ti se halla oculto el tesoro de los tesoros. Oh! Hombre, conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los Dioses.” Frase inscrita en el antiguo Templo de Delfos.  “Los principios básicos de la Gran Sabiduría Universal, son siempre idénticos. Tanto el Buddha, como Hermes Trismegisto, Quetzalcoatl o Jesús de Nazareth, el Gran Kabir, etc., entregan un mensaje; cada uno de esos mensajes de lo Alto, en sí mismos, contienen los mismos principios cósmicos de tipo completamente impersonal y universal”.

La Gnosis es el conocimiento de una sabiduría trascendental y transformativa que enseña a la humanidad a ver, oír y palpar todas las cosas que hasta el momento se señalaban como grandes misterios y enigmas. La gnosis es una verdadera escuela científica de iniciación en la vida, que persigue una transformación del ser humano, pretende que cada hombre cambie desde sus principios básicos y costumbres, que se convierta en verdadero hombre.La gnosis en sí pretende que cada hombre tenga un espíritu vasto y lúcido que intente establecer un nuevo orden racional científico en las costumbres generales del Vivir, inspirándose en las leyes inmutables de la naturaleza. El conocimiento de la ciencia gnóstica abarca los cuatro pilares del saber humano: Ciencia, Arte, Filosofía y Mística.

La gnosis como un estilo de vida, como una filosofía mística se fundamenta sobre una concepción racional y científica del universo. El gnosticismo aparece en épocas de crisis, de perturbación social y espiritual, como una corriente ideológica importante para que el ser humano alcance una transformación física, psíquica, social y espiritual, que le permita conocerse a sí mismo, conocer sus propios lados oscuros, que lo conducen prematuramente a la vejez, a la tumba, a la desintegración.

Esta sabiduría la encontramos en los Misterios de Mitra, de Eleusis, en el Hermetismo, en los Misterios de Dionisio, de Hécate, de la Gran Madre, de Serapis, de Cibeles, de Isis, también en el Orfismo y el Pitagorismo, en los libros egipcios y tibetanos… Cuando el hombre comienza a observarse detenidamente a sí mismo, desde el ángulo de que no es UNO sino muchos, obviamente ha iniciado el trabajo serio sobre su naturaleza interior.

La gnosis da la metodología y enseña el “modus operandi” mediante el cual puede uno ser asistido por fuerzas superiores a la mente. En la antigüedad se decía: “Hombre, conócete a ti mismo y conocerás el universo”, que se formula con la síntesis de todas las teorías, es el conocimiento superior. Es claro que en esto suelen haber hoy raras excepciones que tenemos que buscar con la linterna de Diógenes; esos casos raros están representados por los hombres verdaderos: Buda, Jesús, Hermes, Quetzacoatl, etc.

Como quiera que los estudios Gnósticos han progresado extraordinariamente en estos últimos tiempos, ninguna persona culta caería hoy como antaño, en el error simplista de hacer surgir las corrientes Gnósticas de alguna exclusiva latitud espiritual.

Si bien es cierto que debemos tener en cuenta en cualquier sistema Gnóstico sus elementos Helenísticos orientales, incluyendo Persia, Mesopotamia, Siria, India, Palestina, Egipto, etc., nunca deberíamos ignorar los principios Gnósticos perceptibles en los sublimes cultos religiosos de los Nahuas, Toltecas, Aztecas, Zapotecas, Mayas, Chibchas, Incas, Quechuas, etc., de Indo-América. Hablando muy francamente y sin ambages diremos: “La Gnosis es un funcionalismo muy natural de la conciencia: una “Philosophia Perennis et Universalis”. Incuestionablemente, Gnosis es el conocimiento iluminado de los Misterios Divinos reservados a una elite.

 Objetivos

La finalidad GNÓSTICA es la felicidad de los seres humanos, sin distinción. Busca de transformar al hombre consciente en SUPER-HOMBRE, despertando en él sus posibilidades adormecidas. Por ello el MOVIMIENTO GNÓSTICO UNIVERSAL proporciona a sus afiliados, prácticas especiales que lo llevan al desarrollo y perfeccionamiento material, mental y espiritual.

Ahora bien, nadie puede alterar su vida o cambiar cosa alguna relacionada con las reacciones mecánicas de la existencia, a menos que cuente con la ayuda de nuevas ideas y reciba auxilio Divinal. La Gnosis da esas nuevas ideas y enseña el «Modus-operandi» mediante el cual puede uno ser asistido por fuerzas superiores a la mente. Necesitamos preparar los centros inferiores de nuestro organismo para recibir las ideas y fuerzas que vienen de los Centros Superiores…  La gnosis está destinada a aquellos aspirantes sinceros que  verdaderamente quieran trabajar y cambiar.

El Movimiento gnóstico se ocupa precisamente de Gnosis. “Gnosis” es una palabra que significa “conocimiento”, “sabiduría”; abarca los cuatro aspectos que podríamos denominar Ciencia, Filosofía, Arte y  como secuencia o corolario Mística Trascendental.

En las antiguas escuelas de Misterios de Grecia, Egipto, Roma, India, Persia, México, Perú, Asiria, Caldea, etc., etc., etc., la Psicología siempre estuvo ligada a la Filosofía, al Arte Objetivo Real, a la Ciencia y a la Religión. En los Antiguos tiempos, la Psicología se ocultaba inteligentemente entre las formas graciosas de las danzarinas sagradas o entre el enigma de los extraños jeroglíficos o las bellas esculturas o en la poesía o en la tragedia y hasta en la música deliciosa de los templos. Antes de que la Ciencia, la Filosofía, el Arte y la Religión se separaran para vivir independientemente, la Psicología reinó soberana en todas las antiquísimas Escuelas de Misterios.

 “Hemos investigado en las fuentes de la China, en las obras sánscritas de la India, en los viejos manuscritos tibetanos… Nos hemos preocupado por el estudio de las piezas arqueológicas, hemos investigado profundamente muchos códices, analizado la sabiduría de las antiguas civilizaciones, realizado estudios comparativos entre México, Egipto, la India, el Tíbet, Grecia, etc., etc., etc., y hemos llegado a la conclusión de que la Sabiduría Universal es siempre la misma, sólo cambian sus aspectos, de acuerdo con los pueblos, naciones y lenguas”. 

Samael Aun Weor

publicado enero 7, 2008 por danny

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: